Posted by: Thierry Castillon Post Date: 11 julio, 2018

Miércoles 11(D3)

El día de ayer, por la noche, como es bien sabido fue el partido de Francia, varias de las familias de nuestros estudiantes, se juntaron para verlo juntos y pasar un momento de convivencia, compraron pizza y botanas y celebraron todos juntos el triunfo de Francia.
Esta por demás decirlo, que el festejo se dio en grande. Podías observar todas las terrazas llenas de gente para ver el juego y una vez confirmado el triunfo, los festejos no se hicieron esperar. Gente con banderas por todas partes, carros pitando por las calles, música por todos lados.
Tuvimos la oportunidad de vivir la pasión del futbol en Francia!!!

El día de hoy,miércoles, tuvimos la oportunidad de visitar Giverny, conocido principalmente por ser el hogar del pintor Impresionista Monet por 43 años, gracias a nuestra amble guía Teresa pudimos conocer todas las características de este maravilloso lugar: Le Jardin de agua alberga un número increíble de sauces llorones y de flores. Fue frente a este estanque, que Claude Monet pintó sus célebres nenúfares, que se pueden admirar en el Museo Orangerie en París. Estos nenúfares los plantó Monet, porque además de ser pintor, también era jardinero. Él mismo dispuso sus jardines, con su mirada de artista.
El pequeño puente verde, pérgola con plantas trepadoras y bambúes recuerdan su amor por Japó n. Un verdadero paraíso de colores, de luces y de reflejos, que Monet se complacía en retransmitir en la pintura.
En su jardín resplandeciente, bajo los arcos metálicos de las alamedas, la flora se abre en el jardín llamado Clos Normando. Narcisos, lirios, peonías, capuchinas y rosas, son tantas las flores que tapizan este jardín.
En el interior de la casa, la decoración quedó fiel a la historia. En el piso bajo, se encuentra el salón-taller (donde se pueden ver reproducciones de las pinturas de Monet ), el salón azul o la cocina. En el comedor en las paredes amarillas, se puede admirar la magnífica colección de estampas japonesas del pintor.
En el piso de arriba, se encuentran las habitaciones reconstruidas. La de Claude Monet en primer lugar, donde en las paredes se pueden ver reproducciones de cuadros de impresionistas contemporáneos. Pero también las de su segunda mujer Alice Hoschedé y de la hija de ésta, Blanche Hoschedé, también alumna de Monet y esposa de su hijo. Estas fueron reconstruidas en el 2014, actualmente presenta bonitas tapicerías florales y muebles en pitchpin. Rodeado de tantas creaciones y obras.
Terminamos nuestra visita en la tienda de souvenirs donde cada integrante del grupo tuvo la oportunidad de comprar algo, para recordar su inolvidable visita.

Caro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *