Posted by: Thierry Castillon Post Date: 15 julio, 2018

Domingo 15(D6)

Como no puede haber un verano sin un poco de sol, nuestro destino de hoy las playas de Deauville y Trouville en Normandía.
Antiguamente conocidas como zonas de pescadores, la playa de Deauville, es hora reconocida
como una de las más bellas de Normandía, ha sido pintada por muchos artistas. Los paraguas multicolores añaden un toque fotogénico, hasta el punto de haberse convertido en el símbolo de la estación. Es Boudin quien realiza la gran inauguración del casino en 1864, atrayendo desde entonces a gente adinerada a divertirse.
La autenticidad de Trouville atrae a pintores que aman la naturaleza y se transforma rápidamente en un balneario que se convierte en la “Reina de las playas”. Se lanza la moda de los baños de mar y se ve a los pintores aterrizar tras los visitantes de verano. Por sus calles es posible observar tiendas de renombre, restaurantes de alta cocina y deliciosas tiendas de helados y chocolates.
Durante nuestro trayecto de regreso, nos fue posible observar el juego en el autobús. Por lo que, oal llegar a Rouen, llegamos directo a la celebración de Francia campeón de la copa del mundo
2018. Es impresionante como cada una de las personas se saludan, traen banderas,la cara pintada, hay música por todos lados y la gente en los carros utiliza su claxon para celebrar, mientras ondean las banderas cuando circulan.
Sin lugar a dudas, el día de hoy estuvo lleno de experiencias que nos permiten adentrarnos cada día más, a la cultura francesa.

Caro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *